Estas pequeñas comunidades se encuentra muy escondidas en el municipio de Villa del Carbón; que se distingue por su gran riqueza y belleza natural, pero que contrasta con poblaciones en situación de vulnerabilidad por falta de acceso a los servicios básicos (luz, agua, gas, drenaje, etc.) y por pobreza/pobreza extrema. Esto mismo se agrava por la falta de empleos y escuelas en la región, haciendo más complicado el cambio de situación. 

Es aquí donde entramos nosotros, todos los que deseamos un mundo mejor y que lo hacemos posible gracias a nuestras acciones conscientes e impulsadas por el amor… 

El 18 de diciembre – Los Pilares de la Familia, A.C.  

Entregamos un donativo de 100 kits de juguetes, ropa de invierno (bufanda, gorro, guantes, calcetines) y cobijas, totalmente personalizados para niños y niñas que están en situación de vulnerabilidad y que padecen de inviernos muy crudos, por su ubicación geográfica. De igual forma suelen tener navidades ausentes de regalos y juguetes, que son muy importantes para su desarrollo. Recordemos que jugar es un derecho humano y es clave para que los niños y niñas puedan crecer en óptimas condiciones. 

Este donativo fue realizado con el objetivo de favorecer la situación de las familias que habitan en las comunidades del Guajolote y La Cuesta, unas de las más alejadas y vulnerables en el Estado de México. A quienes agradecemos por su hospitalidad al recibirnos. 

Agradecemos a nuestros patrocinadores, patrocinadoras por sus valiosos donativos que siempre se traducen en apoyo para quienes más lo necesitan. De manera especial agradecemos Nadia Velázquez, Verónica Zamora y Lourdes Espinosa que nos ayudaron mucho en esta ocasión. 

#Uni2hacemosUno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.